La banda -anteriormente orquesta -trae consigo “modernizaciones” implementadas por su nuevo director Roberto López, destacado productor musical y ex estudiante de Escuela Moderna.

Por Comunicaciones EMMD/ Yirly Arriagada

 

Un equipo de 15 personas tendrán la importante misión de dar vida musicalmente al Festival de la Canción de Viña del Mar. Entre ellos, el nuevo director musical, Roberto López; los docentes de Escuela Moderna, Javiera Vinot y Felipe Santana; los ex estudiantes del I.P. Claudio Espindola, Gonzalo Cordero y Cristian Carvacho; junto a otros destacados músicos de la escena nacional.

La preparación, según relata con emoción Javiera Vinot, “ha sido intensa, pero gratificante”. Este año, la docente dirige el bloque de coros de la banda, proceso en el que junto a Roberto seleccionaron a los coristas, además de armar la competencia, cortinas y ensamblar las voces.

“El 2018 estuve por primera vez en la orquesta y el 2020 fue la última vez. Ha sido super lindo volver con una nueva banda y trabajar con músicos que admiro mucho”, subraya Vinot.

Asimismo Felipe Santana, docente EMMD y miembro de la banda, señala que han sido semanas de arduo trabajo y destaca que “ha fluido todo con mucha naturalidad y a muy buen ritmo, por lo que nos vamos a Viña con la tranquilidad y la certeza de haber hecho un trabajo dedicado y profesional, como tiene que hacerse”.

 

El nuevo director musical

La trayectoria de Roberto López es vasta: Ha trabajado en numerosas instancias televisivas y con reconocidos artistas musicales. Es bajista de sesión, productor y fundador de Downbeat Estudios Santiago. En el 2014 ganó el premio Altazor como productor musical del género pop y hoy asume la dirección musical del festival más emblemático de Chile.

¿Cómo cambia este año la figura del director de orquesta del festival?

R: Aquí viene este concepto de “modernización”, porque mi cargo es más macro: soy el director musical del festival, lo que significa dirigir a la banda -este año cambiamos el concepto de orquesta a banda, porque yo también estaré tocando -junto con estar a cargo de toda la música del festival, exceptuando la de los artistas invitados. Es un nuevo proceso, viene con la fuerza de un recambio, es muy poderoso todo lo que ha pasado.

¿Qué emociones te genera asumir este desafío?

R: Uno de mis sueños cuando estudiaba en la Escuela Moderna era tocar en la orquesta del festival, imagínate ahora ser el director. Es super loco, pero en la práctica no me ha costado tanto porque he recibido mucho apoyo y mi trabajo ha sido bien recibido. Eso me ha ayudado a sentir el proceso como propio y no ajeno.

¿Qué cambios hay en la conformación musical de la banda?

R: Es más acotada que otros años, porque es parte de la modernización. Tiene partes tradicionales, como bronces, coristas, etc. y lo otro es más moderno, harto sintetizador, guitarras eléctricas, pero hay un trabajo muy minucioso con los timbres de cada instrumento, de cada guitarra, de cada sintetizador.

 

Desde Escuela Moderna felicitamos a Roberto López y deseamos éxito en este desafío a él y a todos los integrantes de la banda.

 

Registro primer ensayo general, Teatro Contrapunto Escuela Moderna