Hace 28 años los bailarines y maestros de la Escuela Moderna, Valentina Pavéz y Rodrigo Fernández, fundaron la Compañía Danza en Cruz. Desde entonces, han desarrollado un trabajo cultural ininterrumpido, contribuyendo a la danza en Chile desde la creación, formación y profesionalización de este arte.

Por esta razón, el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, otorgó el premio regional Agrupación de Trayectoria a la compañía, luego de que el Sindicato Nacional de Trabajadores Artistas de la Danza (Sinattad) presentara su postulación.

“La base de este trabajo es la constancia, el compromiso y el trabajo definitivo de cada integrante”, subraya la bailarina Valentina Pávez.

Por su parte, el docente Rodrigo Fernández destaca el trabajo de la compañía en diferentes regiones del país y también a nivel internacional. En ese sentido, señala que “eso es un aporte al trabajo de la danza independiente en Chile. Creo que es vital como otra alternativa de trabajo y desarrollo de bailarines y coreógrafos”.

Las proyecciones de la compañía

Sobre el futuro de Danza En Cruz, ambos bailarines coinciden en que seguirán trabajando para impulsar este arte a nivel nacional, tal como lo han hecho desde la fundación de la agrupación en 1994.

Para Fernández uno de los principales objetivos es que “se entienda que es una profesión tan importante como cualquier otra, que la gente vea lo bien que hace bailar, que se llene el país y el mundo entero con danza”.

A lo anterior, Pavéz agrega que “en este país somos un sector precarizado y todo lo que hemos logrado es porque tenemos un corazón comprometido y una necesidad enorme de seguir creando y aportando”.