Su talento y versatilidad deslumbran al público con trabajos que van desde composiciones propias de jazz latinoamericano, hasta aplaudidas interpretaciones ejecutadas en su guitarra junto a destacados artistas nacionales e internacionales.

Por Comunicaciones EMMD/ Yirly Arriagada

Fotos: Aarón Castro para Rockaxis

Fernando Raín Aqueveque es oriundo de Coronel y estudió Interpretación Instrumental mención Guitarra en Escuela Moderna. Las últimas semanas su trabajo se ha difundido con amplitud luego de acompañar al tenor italiano Andrea Bocelli en la Quinta Vergara y días después, “telonear” al guitarrista estadounidense de jazz, Mike Stern, en el Teatro Oriente.

En esta entrevista, no solo te contamos sobre ambas experiencias, sino que también sobre los proyectos musicales del destacado intérprete.

¿Cómo tomaste la oportunidad de tocar en el concierto de Mike Stern?

F: Fue un gran espacio para exponer mi trabajo, pero los días previos fueron muy intensos, estaba muy nervioso y ansioso. Pero cuando llegué al Teatro Oriente a probar sonido, me instalé y respiré el ambiente del teatro me dio mucha confianza y tranquilidad para lo que vino después.

¿Cuál fue el repertorio que interpretaste?

F: Toqué 3 canciones, que duraron alrededor de 23 minutos aproximadamente. La primera es un arreglo de “Papel de plata”, la canción que abre mi disco “Fainu”, lanzado el 2019 y luego dos composiciones, que son “Arrurrú” y “Desierto florido”, un festejo y que estará en mi próximo disco titulado “Huilco”.

¿Cómo te sentiste sobre el escenario?

F: La experiencia de abrir el show fue esclarecer con más fuerza que la música tiene un carácter de rito y el de ese día fue de mucha entrega, sinceridad, con la idea de disfrutar el momento y las condiciones de un teatro en silencio escuchando.

Fue increíble porque antes de tocar, Mike Stern se acercó y estuvimos conversando mucho rato, me contó cosas de él y yo le conté que cuando entré a estudiar en la Escuela Moderna en las salas había posters de él y sus conciertos, entonces cuando dábamos exámenes era como si nos mirara y él se reía de eso. Mientras me estaba presentando él escuchó todo el concierto detrás del telón y gritaba, aplaudía eufórico entre medio y eso para mí fue tremendo, sobre todo viniendo de tremendo músico como él, que fue muy buena onda. Era una suerte de niño en el cuerpo de alguien mayor, muy risueño, alguien que siente un cariño profundo y muy respetuoso con otros músicos.

¿En qué proyectos musicales estás trabajando actualmente?

F: Suelo tocar como solista, hago mis composiciones de jazz latinoamericano y esa visión la llevo a otros formatos como dúos o tríos. Ahora viene mi nuevo disco que es Huilco, este año ya debería salir.

En paralelo, estoy en varios proyectos participando de forma activa con artistas locales. Por ejemplo, con la cantautora Nicole Bunout, con ella trabajamos desde el 2017, hemos girado por Chile y Argentina, ahora estamos en proceso de postproducción de su nuevo disco, además de algunas presentaciones. Estoy tocando en formatos de jazz con diversos grupos, he estado bien activo, con Carolina Aguilera “La Canarito” tocamos en el REC el 23 de marzo, el festival de rock más grande y gratuito que hay en Chile.

¿Cómo viviste la experiencia de acompañar a Bocelli en la Quinta Vergara?

F: Venía llegando de una gira, entonces solo tuve dos días para estudiar la música para el festival, lo que me tenía muy nervioso, escuché toda la música, la estudié y aprendí todo.

Fue mi primera experiencia en una orquesta con un director de esa categoría como es Steven Mercurio (…) estaba nervioso con las entradas, pero el director fue muy buena onda. El primer día de ensayo me felicitó frente a la orquesta lo que para mí fue tremendo porque es enorme desafío tocar con la Orquesta Metropolitana con tan buenos músicos, es muy exigente y eso me otorgo mucho relajo y pude disfrutar un montón del proceso.

“Bésame mucho” presentación de Andrea Bocelli junto a la Orquesta Metropolitana en la Quinta Vergara