La Escuela Moderna de Música y Danza -representada por su Director del área de Extensión y Comunicaciones Juan Carlos Ahumada, exbailarín del Ballet Nacional Chileno- participó como parte del jurado en el encuentro de danza “En Movimiento 2018”. El evento,  organizado por la Coordinación de Educación Artística y Cultural de la Corporación Municipal de Educación de Maipú, busca la integración e intercambio artístico de distintas instituciones educativa de esta comunidad.

|Por Comunicaciones Escuela Moderna/José Luis Mijares|

Posteriormente, como reconocimiento a la destacada participación de la agrupación de estudiantes de la Escuela de las Artes y la Tecnología (EAT) en este evento, nuestra casa de estudios brindó una jornada de clases especiales a este grupo de jóvenes en las instalaciones del Centro Cultural Escuela Moderna.

Jornada en la Escuela Moderna

Alrededor de 12 estudiantes provenientes de la EAT asistieron a nuestra sede ubicada en Bellavista para participar en dos clases especiales: una con la maestra Carola Alvear (Ballet) y la otra con el maestro Jorge Olea (Danza Moderna). Luego pudieron presenciar los ensayos de los estudiantes del último año de la carrera Intérprete en Danza, en sus distintas menciones, que preparan sus presentaciones de título.

El maestro Jorge Olea realizó una clase que tenía como temática la relación entre el espacio y las partes del cuerpo para desarrollar la conciencia de la ubicación y movilidad del cuerpo.

Olea destacó que muchos de los profesores de la agrupación del EAT fueron estudiantes de sus clases. “Es muy significativo en primer lugar y también es muy importante poder trabajar con gente que es bien joven, que está intentando indagar sobre sus vocaciones… es una experiencia que los va a ayudar mucho a ellos, los va a afianzar… los va a ayudar a tomar decisiones en la vida”, indicó.

A la estudiante de la EAT, Isidora Morande, quien desea dedicar sus estudios a la danza, le gustó mucho participar en esta jornada en la Escuela Moderna, “tomar una clase acá con los maestros es diferente, es más personalizada y se diferencia mucho de las clases de un colegio”. Para su compañero de clases Tomás Velmar la instancia que se dio para compartir con los maestros “es súper genial para nosotros, como futuros bailarines, querer dedicarnos a esto… es bueno”. También agregó: “a lo mejor uno conoce los pasos, pero repasar con un maestro es como nutrir más lo que ya conocemos”.

El maestro Jorge Olea recomienda a todos esos jóvenes estudiantes que desean dedicarse profesionalmente a la danza “¡Qué prueben, qué prueben! Que sigan buscando, que sigan explorando en sus intereses, que sigan estudiando la danza, pues la danza es una actividad que requiere muchos años de estudio y que, si bien, requiere mucha dedicación, al mismo tiempo es muy generosa con la vida de las personas que se dedican a ella”.